Parejas de echo y Permisos de permisos de residencia
como familiar de comunitario

 

Una de las principales novedades en materia de extranjería fue la equiparación de la figura del cónyuge ( esposo/a) con la de pareja de hecho a los efectos de reagrupación familiar, por este motivo hoy vamos a explicar los trámites a seguir para registrarse como pareja de hecho en Aragón.Los requisitos a cumplir son básicamente tres:

 

CAPACIDAD:

Los solicitantes deberán demostrar que tienen capacidad suficiente para constituirse como pareja de hecho, esto es, que son mayores de edad para lo que deberán presentar sus documentos de identidad, D.N.I en el caso de españoles, pasaporte en el caso de extranjeros y acreditar su estado civil que tendrá que ser soltero, divorciado o viudo. Para ello deberemos aportar diferente documentación dependiendo de nuestra nacionalidad, en el caso de ciudadanos españoles deberemos solicitar un certificado de soltería o fe de vida y estado al registro civil, en Zaragoza situado en la calle Alfonso 17. Para ciudadanos extranjeros podemos utilizar dos vías: si nuestro consulado puede certificar nuestro estado civil nos podrá facilitar un certificado consular, si por el contrario no puede certificar nuestro estado civil deberemos solicitar el certificado de soltería al registro civil de nuestra localidad de nacimiento, recordar que en ambos casos son documentos expedidos por autoridades extranjeras por lo que es necesaria su legalización.

VECINDAD CIVIL ARAGONESA:

La normativa que regula las parejas estables no casadas es una normativa autonómica por lo que exige que los dos solicitantes estén empadronados en cualquier municipio de Aragón.

 

ACREDITACIÓN DE LA PAREJA DE HECHO: 

Normalmente mediante una escritura pública emitida ante notario aunque en el caso de una convivencia superior a dos años se puede probar la existencia de la pareja con otros medios de prueba , declaración de testigos , libro de familia en el caso de tener hijos en común.

 

EFECTOS PRÁCTICOS DE LAS PAREJAS DE HECHO ENTRE ESPAÑOLES Y EXTRANJEROS: 

La principal consecuencia es que el ciudadano extranjero se encuentra a partir de la inscripción como pareja de hecho con un español dentro del ámbito de aplicación del art. 2 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero. Esto es, se trata de un familiar directo de un ciudadano comunitario y como tal tiene derecho a la obtención de un permiso de residencia como familiar de comunitario, este permiso le autorizará a residir y a trabajar en España en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos españoles aunque tras la última reforma se obliga al ciudadano comunitario (español) a cumplir con una de las siguientes condiciones:

 

  • El ciudadano español tiene que ser trabajador por cuenta ajena o por cuenta propia.

 

  • Si no trabaja tiene que disponer para sí y para su familia de recursos suficientes para no convertirse en una carga para la asistencia social.

Espero que esta información os haya sido de utilidad. Un saludo.

 

Fernando Marcuello Millán, abogado. C/ Coso 56, 4º izquierda Móvil: 657 21 41 70

 

Volver